¿Y qué hay detrás?

La pregunta exacta es: ¿Qué pasa después de una separación?, soledad, dolor, recuerdos que invaden el día y la noche, pensamientos personales que en ocasiones sólo tú sabes. No me voy a centrar en este momento en los hijos, si los hay, ni en la otra persona, me centro en ti que te has separado y el mundo se te ha caído encima. Pues tengo buenas noticias, porque detrás de una separación la vida sigue, las sensaciones que ahora te invaden sólo son eso sensaciones que aunque partan el alma pueden transformarse en otras que sumen, aporten y no destruyan.

Como dice Sabina…«19 días y 500 noches…«, esa es la previsión de un músico que lleva toda la vida escribiendo, desnudándose,… y con esa me quedo. Para algunos serán 20 días, para otros una semana (los menos) y para otros 24, pero una vez que salgas de esa sensación de pensamientos continuos ¡¡enhorabuena!! ya sólo te quedan las noches, esas 500 noches que después no son tantas, muchas menos si te lo propones.

Habrá mil y una preguntas interiores en ti y la mayoría comenzarán con: «¿por qué..?…

¿Por qué lo dejó?

¿Por qué lo dejé?

¿Por qué no me di cuenta?

¿Por qué no hice más?

¿Por qué no lo cuidé?

¿Por qué yo? ¿Por qué tú? ¿Por qué él? ¿Por qué ella?

¿Por qué no me trató bien?

¿Por qué permití yo?

¿Por qué no quedaba amor?

¿Por qué?…y así hasta el infinito y más allá. Y os pregunto, ¿sirve de algo cuando ya la relación está completamente rota? cuando ya el camino se dividió claramente en dos, castigarnos con nuestro propio latiguito, agotarnos buscando respuestas que igual, o no encontramos o no son tan ciertas como creemos y nublan nuestra lucidez no nos lleva a salir del bucle. Nos separamos una vez, no cada mañana al despertarnos, cada amanecer estrenamos oportunidades que a veces ni nos damos cuenta. ¿Te pones todos los días la misma ropa o comes lo mismo? pues para qué preguntarte las mismas cosas si esas preguntas no te van a llevar a ningún lugar que te haga reaccionar que es lo que ahora necesitas. Siento por propia experiencia que es mucho más productivo preguntarnos ¿Por qué no…? ¿Por qué no comienzo a hacer deporte, conozco gente nueva, leo libros que antes no leía, me dedico tiempo, ME QUIERO, ME CUIDO y ME ENAMORO DE MI?. Que igual las circunstancias son difíciles, puede que igual tus problemas hayan crecido dependiendo del caso, pero si no sacas ACTITUD, si no TE QUIERES, no TE CUIDAS y no TE ENAMORAS DE TI cada día, si no SACAS FORTALEZA, si sólo piensas en ¿por qué? y no en¿POR QUÉ NO…? el camino hacia esa evolución que esta etapa de tu vida te ofrece será más lenta y dura. Y si no puedes solo o sola pide ayuda como siempre digo: LEVANTA LA MANO.

La vida son momentos que vamos sumando, etapas que vamos pasando. Y ésta sin duda, para ti, será una más.

QUERERSE,

CUIDARSE,

ENAMORARSE DE UNO MISMO.