¿Queréis saber qué voy encontrando?.

Mujeres comprometidas

Del El Coronil a La Puebla de los Infantes y de allí a La Campana dónde aún sigo.

Estoy teniendo la oportunidad de conocer muchas mujeres de nuestra tierra, de las cuales, muchas le robaron las oportunidades. Ya desde la infancia tuvieron que ir en muchos casos a trabajar al campo desde edades muy tempranas y/o teniendo que ejercer de madres con sus hermanos porque el trabajo de sus padres así lo requería. Una realidad que igual oímos pero que hasta entrar en proyectos tan enriquecedores profesionalmente como éste no escuchamos. Aún así ¿queréis saber que voy encontrando?… En EL Coronil encontré ilusión, cariño y buenos momentos. En La Puebla tardes de revuelo donde la niñez volvió a ellas y cariño, mucho cariño y simpatía. Y en la Campana un humor excelente, una familia con la que los días vuelan. Vaya dónde vaya las risas me acompañan y me las voy llevando de un lugar a otro, nos enriquecemos mutuamente con sentido del humor, yo les muestro el mundo digital y ellas me enseñan sobre el mundo real. Todo un lujo.