hAMO Mis Sueños

La importancia de la Motivación es indiscutible. ¿Y la de los Hábitos?.

Motivación sin hábito tiene un corto recorrido y viceversa pienso que también, crear un hábito sin motivación hace una cuesta arriba bastante evidente, minoriza el sentido y la energía para hacerlo.

¿Tienes un sueño? ¿Te gustaría hacer algo que si no lo hicieras ahora el día de mañana te pesaría?. Piénsalo, analiza la viabilidad, y arranca motores desde la motivación que impulsa la ilusión y ponte en marcha con un hábito que te lleve a ello.

No es conveniente crear a la vez más de un hábito. Si marcamos 10 hábitos a implementar después no llegas a puerto con ninguno, el esfuerzo es mucho mayor y sumado a nuestro día a día se desvanece. ¿Por qué no?, proponte retos sencillos para empezar, de uno en uno, la herramienta del 30-30-1 y durante 30 días sin olvidar uno de esos 30 días, haz una sola acción durante 30 minutos.

Repito…

¿tienes un sueño?

¿tienes 30 minutos para ti?.

Si un amigo te llamara para pedirte un favor que te ocupara 30 minutos ¿lo harías?.

¡¡¿¿Por qué no hacerte el favor a ti mismo??!!.